A propósito de ARCO (Feria Internacional de Arte Contemporáneo) que se está celebrando recientemente en Madrid, donde se pueden encontrar todo tipo de obras artísticas que responden a las más alocadas ideas creativas de sus respectivos autores (en muchos casos), decidí compartir con vosotros esta publicación para hablaros de un modelo de museo diferente: ¡bajo el agua!

LanzarotePRGenBlog

En Lanzarote, más concretamente en la costa de Playa Blanca – la Bahía de Las Coloradas – , se albergarán 400 obras escultóricas a 12 metros de profundidad. Esta isla se ha convertido en receptora del primer museo submarino a nivel europeo, el cual estará completo en torno al verano de 2017. Sin embargo, desde este ya cercano mes de marzo, algunas de ellas serán visibles para los más curiosos. De hecho, la profundidad estimada para albergar dichas esculturas no superaría los 15 metros para así permitir que se pueda visitar a nado y buceando, incluyendo algún momento puntual en el que podrían ser visibles desde la superficie.

Estas esculturas pertenecen al artista británico (nacido en Dover en 1974) Jason deCaires Taylor, de reconocido talento y prestigio internacional debido a sus intervenciones submarinas. El material (hormigón de PH neutro) empleado para la recreación de este tipo de obras no sólo es respetuoso con el medioambiente, sino que además es favorable al ecosistema marino al convertirse en recipientes de vida natural (pues las obras pueden convertirse en meros arrecifes de coral artificiales, con especies vegetales y moluscos que se adhieran a las mismas). De hecho, su trabajo artístico en islas caribeñas le ha valido el reconocimiento de National Geographic al galardonarlo como una de las 25 Maravillas del Mundo y, entre ellas, cabría destacar el Museo Subacuático de Arte (Costa Mexicana) y Ocean Atlas (una escultura colosal en las Bahamas).

Si esto no resultara, ya de por sí, suficientemente sorprendente, cabe señalar que la estimación de supervivencia de las esculturas sumergidas bajo el agua es de hasta 300 años. El Museo Atlántico de Lanzarote contará con una superficie de 2500 metros cuadrados, un aliciente más para entender Canarias como destino turístico que combina a la perfección arte y deporte.

Hayan disputas o no al respecto de la subvención y gastos públicos que se han realizado para hacer posible este proyecto, a mí particularmente me parece excepcional. Si bien Canarias siempre ha resultado un lugar de interés general, de playas exquisitas y aguas cristalinas que nada tienen que envidiar a las playas caribeñas, la existencia de un museo acuático le ha otorgado un nuevo giro de tuerca al sentimiento de atracción turístico.

¿También os lo parece a vosotros? ¿Conocíais dicho proyecto? ¿Os gustaría bucear alrededor de las esculturas sumergidas?

Me despido invitándoos a visualizar este vídeo extraído de YouTube (del Canal oficial de Islas Canarias) en el que el propio artista explica su proceso de creación. No tiene desperdicio.

https://www.youtube.com/watch?v=m1n7Pb6zObg