SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL. Padres destruyendo hijos.

Triste interrumpir la sana convivencia de un niño por sus propios padres
Triste interrumpir la sana convivencia de un niño por sus propios padres.

Y es que no todo mundo, pero apuesto que la mayoría de las personas que están en pareja por mucho tiempo, o en su caso casados de hace muchos años, pasan por altibajos en la relación, es algo natural, y de hecho un mal necesario para valorar en su momento ciertas cosas, pero ¿hasta qué punto es un mal necesario?, cuando hay hijos de por medio, las cosas se tornan más delicadas y difíciles pero no son cosas imposibles de resolver, siempre y cuando dos personas “racionales” sepan llegar a una solución prudente; el problema surge cuando uno de los dos no está siendo lo suficientemente racional o maduro (a); desde que tengo uso de razón existe lo que hoy han llamado “ALIENACION PARENTAL”, ¿de qué estoy hablando?, aquí te explico.

EL SINDROME DE ALIENACION PARENTAL, es uno de los problemas mayores y más dolorosos que hay al momento de una separación o divorcio, que surge cuando uno de los progenitores habla desprestigiada mente del otro, usa la manipulación sobre los hijos para alienarlo (alejarlo) de su progenitor; y así conseguir que el hijo tome partida a favor de su progenitor alienador a base de engaños, injurias, ofensas hacia el otro, el recurso altamente utilizado en este tipo de caso es el chantaje, con el único fin de destruir la relación con el progenitor que a su favor tenga la guardia y custodia del menor, y ¡ojo! Cabe mencionar, que no es un trabajo que hace sólo el progenitor que injuria, esto es un trabajo de conjunto, es decir, que en la mayoría de los casos (por no decir en todos los casos) la familia del papa o mamá que empieza esta alienación está igual detrás de esto, es parecido a una batalla campal de manipulación para el menor.

Según el doctor Richard Gardner  , los elementos (por mencionar algunos) para identificar a un niño alienado son las siguientes:
-el niño está alienado con el progenitor alienador en una campaña de denigración en contra el progenitor objeto en el que el niño contribuye activamente;
– las razones alegadas para el descrédito y denigración del padre (o en su caso de la madre), son a menudo débiles y frívolas, absurdas o falsas;
– el niño expresa desprecio sin culpa por el odio o rechazo hacia el padre o madre del objeto…

Actualmente es un hecho de un intento desesperado por ganar el crédito del niño a base hechos infundados, y que desafortunadamente va en crecimiento de casos; si alguno de mis lectores está siendo víctima de este síndrome convendría bien sacarlo a luz ante un juzgado de lo familiar por medio de un abogado, ya que esto es atentar contra los derechos del niño, es negar la sana convivencia con ambos progenitores, sin importar que estos ya no estén juntos (salvo caso contrario y dictaminado por orden judicial, en caso de maltrato infantil debidamente probado); vale la pena recordar que uno de los derechos fundamentales del niño es el derecho a la protección, aún cuando tengan que ser protegido por uno de sus propios padres.

En el año 2014 se propuso una reforma al código civil para el distrito federal en su Artículo 323 del capítulo III “DE LA VIOLENCIA FAMILIAR”, en la que se da a conocer este concepto de “SINDROME DE ALIENACION PARENTAL” y de la cual está vigente, lo más importante en estos casos es velar por los intereses superiores del menor, por lo que si tu vives en México valdría la pena investigar si en el código civil del estado en el que radiques ya sea tipificado este síndrome como maltrato infantil, y si vives en el D.F, bueno creo que acabo de hacerte la mitad del trabajo.
Al ser puesto esto como maltrato infantil ante un juzgado, el juez de lo familiar hará lo necesario para investigar si lo dicho es cierto o falso, ¿Cómo?, bueno pues a través de peritajes psicológicos y/o psiquiátricos hechos al menor, por lo que dependiendo de los dictámenes periciales (lo que saque el niño en dichas pruebas), el juez dictará un fallo para la guardia y custodia de los hijos.

Derecho a una sana convivencia con ambos padres.
Derecho a una sana convivencia con ambos padres.

Vuelvo al inicio ¿es esto un mal necesario?, como reflexión personal y como abogada, convendría más ser personas razonables y maduras, antes de hacer pasar a un niño por una serie de pruebas periciales ante personas ajenas a su entorno familiar,  ante un juez, en fin; de por sí la separación de los padres para un niño es un golpe duro, imagínense ahora este tipo de manipulaciones.

Como suelo hacer siempre, te dejo una serie de referencias para que tú lector, te vayas empapando de este tema, o si tienes algo más que aportar, anímate a comentar el post, cualquier duda o sugerencia no dudes en aportar.

1.- Guía infantil. Alienación parental.

2.- Pérdida de patria potestad.

3.- Anasap.org

Al final… ¿Qué tan buen padre o madre puedes ser, si para ganarte a tu propio hijo tienes que desacreditar al otro?…

Saludos