Redes sociales y política (o antipolítica)

Y es que los asesores de comunicación especializados en política ya se dieron cuenta de la importancia de las redes sociales hace mucho tiempo. No hizo falta que vinieran los representantes de la “nueva política”, pero si es verdad que son estos nuevos partidos los que más y mejor uso hacen de esta nueva “arma” de propaganda.

Instagram para despistar al enemigo

Redes sociales y ProcessHa saltado a todos los medios digitales y tradicionales y ha sido viralizada en abundancia la foto publicada por Puigdemont en su cuenta de Instagram, con un escueto “Bon día” y la imagen de la Generalitat desde fuera, daba a entender que entraba a su despacho como si fuera un día más. Recordamos que esto pasó el lunes 30 de Octubre y el Gobierno central ya había aplicado el 155 y cesado a todo el Govern autonómico.

 

En realidad Puigdemont y otros cinco Consellers estaban en Bruselas aprovechando la “invitación” del Secretario de Estado de migración Theo Francken, insinuando que podría ser merecedor del derecho de asilo. Por supuesto que el gobierno belga se desmarcó de la ocurrencia del señor Francken. Como podríamos suponer, este político belga es un nacionalista flamenco partidario de la separación entre estos y los valones en dos estados.  Aparte de tener amistades filonazis, ser un poco bocazas y un incendiario en redes sociales. Bueno, todo eso se lo recuerdan en distintos medios españoles, como no podía ser de otra forma, hay que machacar al amigo de mi enemigo. Sinceramente, en este caso, eso resulta bien fácil.

La reacción de las redes sociales: tomárselo a broma

La verdad es que una parte muy importante de la realidad hoy, se dirime a base de risas, de distancia con los temas más dramáticos de la actualidad. Los memes no tardaron en hacer su aparición en todos los medios, demostrando el ingenio nacional. Algún día habrá que hacer un tratado acerca de la evolución del humor español en las redes sociales. Es posible que el exceso de tiempo libre, debido a la crisis, tenga algo que ver. Aunque lo más seguro es que estemos ante un país de ingeniosos simplemente. Podíamos debatir acerca de la mochila austriaca o filosofía, pero nos mola más hacer chistes. Es una opción vital tan válida como otra cualquiera.

Los memes del process en las redes sociales

Boicot a productos catalanes en las redes sociales

Casi con la misma aparición del “process” llegaron a nuestros muros las campañas catalano fóbicas. Multitud de amigos y contactos nos invitan a dejar de usar productos catalanes si queremos ser buenos españoles. Como si las pizzas de Casa Tarradellas, por ejemplo, no estuvieran hechas con materias primas de Andalucía y Extremadura. Pero bueno, los españoles siempre hemos sido maestros en el arte de darnos tiros en el pie. Esto del por que no debemos boicotear productos propios lo explica mejor El Confidencial.

Redes sociales, caldo de cultivo ideal para los bulos.

bulos en las redes sociales

Ya el tema bulos merece una Wikipedia aparte. Desde los dos bandos se nos bombardea constantemente con mentiras interesadas. Es cierto que muchas veces parecen salidas de la mente de un mono drogado trabajando a destajo en un polígono industrial, pero otras veces son tan elaboradas que cuesta trabajo distinguirlas.

A mi el ejemplo que más me gusta es el de la foto de arriba, sería casi gracioso si no fuera por que puede ser trágico. La señora es de carne y hueso y este bulo le puede traer dolorosas consecuencias. Visita este enlace si quieres saber más sobre bulos en Internet.

Mira este vídeo para no tragarte ni uno más en Redes Sociales. Y aprovecho para recomendarte otro artículo muy bueno sobre la Postverdad de Pedro Plasencia.

Hasta aquí un pequeño repaso sobre redes sociales y política, o antipolítica si prefieres. Puedes seguir más de mi y mis reflexiones sobre el Social Media en mi blog sobre Marketing Digital, recuerda que soy Community Manager y Bloguero.

Community Manager y Bloguero. Me encontrarás escribiendo generalmente de Social Media, pero como el mundo está tan ajetreado produciendo noticias bien sabrosas, no te extrañe que te hable de alguna de ellas por aquí.