Bueno ya con anterioridad en agosto de 2008, había tratado este tema en mi blog “El blog de #ittaGalicia y tuyo” os dejo enlace al post “si desea vender su vivienda de una manera más rápida”, cuando todavía no había empresas que se dedicaran a ello de forma profesional, ni siquiera tenía nombre, ahora se le llama “home staging”.

Por definición, home staging es la forma de preparar una vivienda (de cualquier tipología) y que quede lista para enseñar a posibles compradores. El truco está en “despersonalizar” la vivienda y que se adapte al gusto del mayor número de personas posible.

He ilustrado este post con dos imágenes elegidas del portal pixabay.com y que son libres de derechos de autor, no corresponden a ninguna vivienda que yo conozca o que esté vendiendo y supongo que no estarán situadas en mi zona, ni siquiera en España. Simplemente las he elegido porque dan con la línea de lo que quiero explicar.

En el primer caso nos encontramos con una sala – salón la zona de living donde se aprecia amplios espacios y en colores suaves.

En el segundo caso nos encontramos con un living más o menos amplio (posiblemente más pequeño que la foto 1) pero mal aprovechado.

Ya no solo es que esté mal aprovechado si no que los colores o los mismos muebles no se ven bien, no se ven “al gusto de todo el mundo” de echo, creo que le gustará a muy pocos, quizás la gente más mayor (más de 70 años).

Bien, no hace falta tener una súper-casa, o tener mucho dinero, o tener que pagar un interiorista que redecore la casa para venderla, ni siquiera nos hará falta pagar los servicios de un home stager (que no estaría de más y es altamente recomendable), pero con estos consejos te irá bien.

A nadie le gusta ir a una casa y ver trastos en el medio, juguetes de los niños, aspiradora… lo mejor y aprovechando que la visita con el posible comprador se suele hacer con antelación (mínimo del día anterior), aprovechemos la oportunidad para recoger un poco la casa, se puede destinar un armario empotrado a recoger lo que podamos tener  por el medio, debe de estar todo recogido y los espacios cuánto más amplios mejor.

Por otro lado, debemos dar un aire de limpieza, un poco de aroma en nuestro hogar gustará, un perfume suave con velas, incienso o spray, un aroma fresco, un toque cítrico más o menos nos gusta a todos.

Si es verdad que muy a menudo decimos “la casa se vende tal y como está” quien compre que haga las reparaciones a su gusto. Es una verdad muy grande pero solo a medias. Si tu casa está muy mal, te aconsejo que destines un dinero a arreglarla, un poco de pintura, un repaso a persianas, cortinas, etc. a veces con un poco de dinero que inviertas se verá mucho mejor y la venderás antes y no solo eso, si no, que al invertir dinero en la casa, estás haciendo que tu casa gane en valor, con lo cual lo invertido será devuelto y con creces. Inviertes 2.000 ó 3.000 euros y la podrás vender en 6.000 euros más (casi garantizado).

Enseña tu casa con luz del día, con las persianas levantadas. Que las cortinas se vean limpias y bien colgadas, de no ser así, mejor quítalas y pon cualquier escusa (por ejemplo, están en la lavadora o las he llevado a la lavandería), las ventanas limpias, no tengas ningún cristal estallado o roto, cámbialo.

Camas hechas y arregladas, fíjate en los portales de hoteles y copia como hacen para enseñar sus habitaciones. Suelen poner 2 almohadas y dos cojines delante, combinado colores con colcha y manta al pie de la cama. Son detalles que gustan.

Alfombras limpias, si tienes moqueta, lo mismo. Aspiradora y espuma. Yo no soy partidaria de las alfombras y mucho menos de las moquetas, pero en dos alfombras pequeñas que tengo en la casa las limpio con la fregona enjuada en agua con amoniaco (el amoníaco limpia muy bien y no hace perder el color como la lejía).

Si la visita se hace en la casa a la hora de comer, sería normal que tuvieras la cocina patas arriba, estarás cocinando o no te habrá dado tiempo de recoger, trata de no hacer comidas fuertes de olor como pescado frito, por ejemplo. Fuera de este horario, la cocina la debes de tener bien arreglada y todo recogido.

Fíjate la cantidad de veces que he repetido el concepto “recogido”, no se si contarlas…

Por último, si tienes jardín, patio, terraza o balcón, préstale un poco de atención. Mantén la hierba cortada, árboles más o menos podados (esto dependerá de la época del año), rastrilla hojas caídas, etc.

Si tienes piscina, da igual que esté llena o vacía, lo importante es que esté limpia.