¿Tienes contenido duplicado en tu página web o blog? Si es así evita y corrige esta práctica lo antes posible porque Google no está muy contento con dicho contenido. Si una página dentro de tu sitio web no obtiene una buena puntuación en los resultados de búsqueda de Google, observa cómo están configuradas estas etiquetas en el contenido duplicado de las diferentes páginas.

En cualquier caso, asegúrate de que las páginas con contenido duplicado no sean indexadas por Google. Una etiqueta canónica es una de las soluciones que puede ayudarte a evitar contenido duplicado. Con una etiqueta canónica le indicas a Google y otros motores de búsqueda cuál es la página preferida cuando hay diferentes URL con el mismo contenido.

Contenido duplicado dentro de las tiendas online

Por ejemplo, si trabajas con una función de clasificación dentro de tu tienda online, normalmente tienes diferentes páginas con el mismo contenido. Incluso cuando generas URL dinámicas con la ayuda de filtros dentro de tu tienda virtual, existe una alta probabilidad de contenido duplicado.

Puedes usar múltiples etiquetas canónicas dentro de tu tienda. Las etiquetas canónicas siempre se sobrescriben entre sí. Si la página A tiene una etiqueta canónica para la página B y la página B tiene una etiqueta canónica para la página C, entonces la página C se considera la página preferida para las páginas A y B.

Etiquetas y filtros canónicos

Con una buena estructura puedes evitar en gran medida el contenido duplicado dentro de tu sitio web. Cuando desarrolles un nuevo proyecto web piensa detenidamente en la estructura de la información y trata de evitar páginas con contenido duplicado.

A veces no puedes evitar el hecho de que llegas al mismo contenido dentro de grandes tiendas online a través de diferentes rutas de clic. Por ejemplo, los productos se pueden colocar en varias categorías.

Por lo general, no es deseable utilizar una redirección 301 para facilitar el uso. Si utiliza redireccionamientos 301 dentro de tu sitio web para evitar contenido duplicado, una de las direcciones URL ya no existirá, lo que rompe las rutas de clic y la estructura dentro de las direcciones URL. En este caso, una etiqueta canónica ofrece la solución.

Uso de etiquetas canónicas

Algunos especialistas en SEO utilizan la etiqueta canónica como una solución estándar para evitar contenido duplicado y dejar de pensar en la estructura de información. Muchas personas ven una etiqueta canónica principalmente como el último recurso para evitar contenido duplicado. A menudo puedes utilizar los siguientes pasos para evitar este tipo de páginas.

  • Estructura buena y fácil de usar
  • Excluir páginas con el mismo contenido de la indexación con robots.txt y la etiqueta Meta robots
  • Redirección 301 permanente (tanto los visitantes como los motores de búsqueda son redirigidos permanentemente)
  • Etiqueta canónica (¡si los puntos de mejora anteriores no son aplicables!)

La solución más eficiente depende de las páginas, la cantidad de contenido, la estructura de tu tienda online y, en última instancia, el objetivo.

Etiqueta canónica vs Redirección 301

Por supuesto que puedes usar una redirección 301 para evitar contenido duplicado, pero en algunos casos es mejor y más fácil colocar una etiqueta canónica. En la práctica, solo usamos una redirección 301 como solución permanente. Por ejemplo, cuando a una página se le ha asignado una URL diferente o cuando se obtiene un nuevo nombre de dominio al que se mudará la información definitivamente.

Uno de los principales inconvenientes de usar redireccionamientos 301 es que las páginas se cargan más lentamente si envías una solicitud al servidor varias veces, porque las páginas se redireccionan. Google concede gran importancia a la velocidad de carga de las páginas y evaluará peor las páginas lentas.

Además, una redirección 301 no funcionará para páginas aptas para imprimir. Si también usas etiquetas para medir campañas de banner internas, es más fácil usar etiquetas canónicas.

La gran ventaja de una etiqueta canónica en comparación con una redirección 301 es que la etiqueta canónica se puede colocar directamente en el código HTML. Si no tienes experiencia técnica, esto es mucho más simple que colocar redireccionamientos 301 en el archivo .htaccess en el servidor. También tiene la ventaja de que esta etiqueta es universal, es decir, puede ser leída y procesada de la misma manera por todos los motores de búsqueda, como Google, Yahoo y Bing.

Conclusión

La etiqueta canónica es una poderosa herramienta para evitar contenido duplicado y está incluida en todos los motores de búsqueda. Por lo tanto, está ganando popularidad y se usa cada vez más en las tiendas online y blogs. Queda lo más importante, pregúntate qué solución se adapta mejor a qué problema y qué solución produce los mejores resultados a corto y largo plazo.

Por último recuerda que este es solo uno de los múltiples aspectos que se deben tomar en cuenta en el posicionamiento web, existen otros factores que incluiremos en próximos artículos.

Share this post

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios, también para mostrar publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.