La semana pasada en el colegio de mis hijas organizaron un “Festival de Otoño” en el que los niños debían aportar cada uno un plato casero, preferiblemente postre, elaborado a base de frutos típicos de la estación otoñal. El objetivo era inculcar en ellos la importancia de consumir alimentos sanos, que al ser propios de la temporada, aportan mayores nutrientes y mejor sabor por estar en su mejor momento, además de ser más fáciles de encontrar y estar más económicos.

frutos del otoño

Reconozco que se me da muy bien la cocina, pero hasta ahora no había prestado mucha atención a los productos específicos de cada estación y mucho menos había tenido que elaborar ningún postre basado en ellos, así que tuve que investigar cuáles eran dichos frutos y cuáles eran las mejores formas de aprovecharlos en creaciones culinarias. Buscando y preguntando aprendí que en otoño se dan muy bien las calabazas, las castañas, el higo, el membrillo, las uvas, el kaki, la granada, las manzanas, las peras, los kiwis, los arándanos, las frambuesas, las moras y las avellanas; y puestos a escoger, en casa optamos por hacer dos tartas: una de calabaza y una de manzana.

Una vez decididos los frutos del otoño a utilizar como base, llegó la hora de localizar la receta y confieso que tuve que recurrir a mi madre para pedirle sus “secretos culinarios” ya que la repostería no es lo mío y no tenía ni idea de por dónde empezar. Fórmula en mano me dispuse a preparar las dos tartas y he de deciros que me salieron fabulosas (modestia aparte), con aspecto agradable y buen sabor, por lo que con permiso de mi madre, he decidido compartir con vosotros sus dos recetas secretas y confío en que tendréis el mismo éxito que yo obtuve con ellas.

tarta de otoño

Tarta de manzana con cobertura crujiente de nueces.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 250 gramos de harina de trigo
  • 16 gramos de levadura en polvo
  • 2 cucharadas grandes de azúcar moreno
  • 180 gr. de mantequilla sin sal
  • 150 gr. de azúcar glass
  • 2 huevos tamaño L o XL
  • 3 manzanas peladas y cortadas en láminas finas
  • Zumo de un limón
  • 1 pizca de sal
  • 180 ml de leche entera

Para la cobertura de nueces:

  • 100 gr. de nueces trituradas (no en polvo)
  • 100 gr. de harina de trigo
  • 80 gr. de azúcar moreno
  • 1 cucharita de canela en polvo
  • 60 gr. de mantequilla fría

Pasos para la elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. Poner a cocer a fuego medio las manzanas, el zumo del limón y el azúcar moreno de 10 a 12 minutos o hasta que las manzanas estén cocidas. Retirar del fuego, dejar enfriar, pasar la mezcla por la batidora hasta convertirla en un líquido grumoso y reservar.
  3. En un recipiente grande apto para uso con batidora de varillas mezclar la mantequilla y el azúcar glas hasta que se forme una masa uniforme y blanquecina. Luego incorporar los huevos de uno en uno sin dejar de batir.
  4. Cuando la mezcla tenga aspecto homogéneo, incorporar poco a poco la harina, la levadura, la leche y la sal. Una vez se encuentren perfectamente mezclados todos los ingredientes, añadir la mixtura de manzana y volver a batir.
  5. Verter la mezcla en un molde de 20 cm de diámetro por 3 cm de alto, previamente engrasado.
  6. Preparar la cobertura mezclando con las manos en un bol la mantequilla, la harina, las nueces y la canela hasta obtener una masa grumosa pero suelta. Colocar la cobertura sobre la mezcla anterior que está en el molde y meterlo en el horno alrededor de una hora o hasta que al pinchar el centro de la tarta con un cuchillo, la punta de éste salga limpia.
  7. Retirar del horno, dejar enfriar mínimo 6 horas y a disfrutar.

 

Tarta de calabaza.

calabaza

Ingredientes:

  • 300 gr de calabaza limpia y triturada (sin cocinar, sin pepitas y sin piel)
  • 300 gr de harina de trigo
  • 20 gramos de levadura para repostería
  • 250 gramos de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 80 gr de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de nuez moscada en polvo

Para decorar la tarta al sacarla del horno la podemos espolvorear con azúcar glass (esto es opcional)

Pasos para la elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. En un recipiente grande apto para uso con batidora de varillas mezclar los huevos con el azúcar glass hasta que formen una espuma blanca y voluminosa.
  3. Incorporar poco a poco el aceite, la harina, la levadura, la canela y la nuez moscada sin dejar de batir hasta formar una masa homogénea.
  4. Agregar la calabaza triturada y lo mezclarlo todo durante 3 minutos a velocidad media.
  5. Verter la mezcla en un molde de 20 cm de diámetro por 6 cm de alto, previamente engrasado e introducirlo en el horno durante 40 minutos. Pasado este tiempo abrir el horno y pinchar la tarta con un palito de madera (de los de tipo brocheta) y si sale limpio, estará terminada, de lo contrario, será necesario hornear durante 5 o 10 minutos más.
  6. Retirar del horno, espolvorear con azúcar glass y dejar enfriar mínimo 4 horas antes de consumirlo.

¿Os vais a animar a preparar estas dos sencillas recetas? Espero que sí y que compartáis vuestros resultados en los comentarios 😉

Comparte si te gustó
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin