Hoy quiero compartir contigo mi experiencia como bloguera, porque en estos cuatro años que llevo de blogging he aprendido muchas cosas, ¡y las que me quedan!

errores-blogging

Bien, para comenzar te pongo en antecedentes, en el año 2012 comenzó mi aventura bajo el nombre de «Entre pañales y biberones», surgió ante la imperiosa necesidad de compartir mi experiencia maternal como madre primeriza por un lado y la de dejar mis memorias para mi hija por el otro… ¡Primer gran error!,  la elección del nombre, estaba muy focalizado en una temática y desde luego era un blog que como mucho los seguirían mayoritariamente madres durante un par de años a lo sumo, pensemos: ¿durante cuánto tiempo sino se usan los pañales y los biberones?,… El blog requeriría por tanto una renovación constante de lectores, pues en un breve plazo estos se irían al cambiar sus intereses, o más bien la edad de sus hijos dejando atrás los pañales y los biberones. Así que, te recomiendo por encima de todo que pongas a tu blog un nombre más general, porque además, con el tiempo puedes decidir ampliar las temáticas del mismo, como me ha pasado a mí, pasando de «Entre pañales y biberones» a «Café largo de ideas», ampliando las temáticas a otras como el blogging o los DIY.

En un principio las redes sociales me «daban alergia», ¡segundo gravísimo error!, las redes son el medio más eficaz, gratuito además,  para llegar a la gente en la actualidad. Si además piensas en monetizar tu sitio web comentarte que las agencias de marketing suelen pedir como mínimo que tengas asociado a tu blog una fanpage en Facebook y un perfil creado en Twitter, además de con un determinado número de seguidores… así que «déjate ver» en las redes sociales, o al menos en las dos mencionadas.

redes-sociales-blogging

Cuando empecé me limitaba a publicar sobre cualquier cosa que se me venía a la cabeza, no pensaba si podía tener interés o no, ¡error, error!… piensa que tu blog no es un diario, y si los es carecerá de todo interés, excepto que seas un personaje público claro está. Hoy en día se busca sobre todo en los blogs información de carácter práctico: recursos online, tutoriales, DIY,… ¡cosas que puedan ayudar en el día a día!

En mis inicios en el blogging también recuerdo que tenía bastante con lo que ocuparme simplemente publicando posts en el blog, ¡nuevo error!… Si quieres un blog de éxito, o al menos que sea conocido, has de «moverte», para ello te recomiendo inscribirte en directorios de blogs – generales y/o afines a la temática de tu sitio web-, participar en otros blogs afines al tuyo, escribir posts para otros sitios web donde des a conocer el tuyo,… ¡sé valiente y no te limites!, ¡plantéate nuevos objetivos y horizontes!

También recuerdo que cuando comencé a publicar en el blog no se lo ponía fácil a mis lectores para que me siguieran… me explico: no les facilitaba en absoluto la labor de hacerlo, ¡tremendísimo error!, pon bien a la vista en tu bitácora los diferentes canales que quieras facilitar para que tus lectores te sigan, además procura mostrarlos en más de una ubicación… ¡tómate tu tiempo para pensar dónde puede beneficiarte más!, yo te recomiendo en la zona superior -para que se visualicen nada más entrar en tu blog- y al final de cada post.

Y hasta aquí mi repaso a los cinco errores más graves que yo cometí cuando me inicié en esto del blogging, ¿qué te han parecido?, ¿tú ya los han superado?, …