Las 10 fortalezas de la economía Española

Las fortalezas económicas de España

 

 

En la city londinense dicen de España “when Spain does well, it rocks” («Cuando España lo hace bien, se sale»). Es que cuando nos ponemos una meta, nos salimos pero nos cuesta creernos que somos capaces. El pesimismo sobre nuestras posibilidades nos ha caído como una losa en nuestro ideario común. Así que, vamos a recordar cuales son nuestras fortalezas. Si, aquellas que deben ser los cimientos de la nueva economía Española, esas características que nos permitan seguir compitiendo en el mercado globalizado y alejarnos de aquellas soluciones cortoplacista que nos han llevado a esta crisis.

  1. Posición geográfica y clima. Africa, Europa, la puerta del Mediterráneo. A corta distancia de los nudos principales de comunicación y circuitos de mercancías. Y nuestro clima que hace del turismo unos de los principales sectores.
  2. Relaciones internacionales: miembro de la UE, OTAN, relaciones muy cercanas con Sudamérica, EEUU y los paises árabes. Con muy buenas relaciones con China.
  3. Educación. El número de universitarios Españoles y con formación profesional es muy alto. Esto nos permite tener personas cualificadas en cualquier rama que queramos desarrollar. No necesitamos importar manos de obra cualificada.
  4. Centros educativos. Es evidente que no son los mejores a nivel mundial pero si tenemos muchos y con gran capilaridad que pueden adaptarse rápidamente a la demanda de nuevos sectores y llegar a un gran número de personas en proximidad.
  5. Centros sanitarios y de apoyo a la tercera edad desplegados por todos el territorio nacional que pueden ser usados para fines comerciales, ejemplo la India, o como receptor de turismo de tercera edad.
  6. Economía de gran tamaño. No olvidemos que somos entre la 10 y la 12 por tamaño de PIB. Si queréis profundizar más en este punto os recomiendo este enlace a mi blog donde se desglosan todas las ventajas.
  7. Infraestructuras: aunque creamos que muchas no sirven, las tenemos y, al menos, a una parte las tenemos y podemos sacar un rendimiento. Tenemos carreteras, trenes de pasajeros, puertos y sobre todo muchos aeropuertos. Hoteles, centros industriales, centros logísticos, centros de exposiciones, etc.. Y muchos vacíos.
  8. Sectores punteros: no hay que olvidar que hemos sido capaces de ser referentes mundiales en telecomunicaciones, ingeniería civil, construcción, energías renovables, distribución, etc. Somos punteros en la investigación y diseño de calzado y juguetes. Los mejores del mundo en procesos de donación de órganos y con hospitales de referencia mundial de varias especialidades. Es decir, lo sabemos hacer en sectores tan competitivos, dinámicos y complejos como los anteriores.
  9. Internacionalización: crear las bases para que las empresas salgan al exterior a competir es difícil pero aquí ya se ha hecho. Hay multitud de PYMES que ya han salido y existen procesos de apoyo a los emprendedores.
  10. Capacidad de trabajo y superación: entre el año 1980 y el 2014 el PIB per capita se multiplicó casi por 5. Eso no se puede producir solo porque acompañe el entorno. Quien dice que en España no se trabaja bien solo hace demagogia.

Ya hablamos de las debilidades aquí y ahora tenemos las fortalezas. Somos unos privilegiados por tener estas bases para el crecimiento. Hay países que hacen esfuerzos económicos enormes porque tienen carencias que nosotros tenemos cubiertas.

Ahora, esos “señores tan serios” que gestionan la economía del país, pueden y deben estrujar cada fortaleza para volver a la senda del crecimiento, del “milagro español” y recuperar el tiempo perdido.

En la próxima entrada comentaré cómo aprovecharlas para crecer de manera sostenida en el tiempo.

 

Comparte si te gustó
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin