El próximo año 2021 es un año lleno de retos para el comercio online. El año que termina, ha sido el año de la venta online, que ha disparado sus números.

Los excelentes números del sector ecommerce se han visto reforzados por las ventas en período de pandemia, estar encerrados nos ha convertido en compradores en remoto, más aún de lo que ya éramos.

A los retos propios de la logística, la tecnología o la distribución, hay que incorporar un nuevo reto: el de las nuevas formas de tributación del IVA, que se va a implantar en Europa el próximo año.

Debes saber que en 2021, entran en vigor numerosos cambios en la normativa sobre tributación del comercio online.

Estos cambios se arrastran desde 2017, cuándo se aprobó un paquete de medidas en la Unión Europea de aplicación en 2021.

La pandemia ha hecho que la puesta en marcha de estos cambios se esté retrasando más de la cuenta, pero los Estados europeos (entre ellos España) no quieren dilatar más su aplicación y puesta en marcha.

Lo que iba a ser efectivo a primeros de este año entrante, se retrasa seis meses, hasta mediados de 2021, pero hay que estar ya preparados para el cambio que se avecina.

Los cambios a los que me refiero afectan al comercio online en cuatro frentes:

  • Las ventas online entre países (transfronterizas)

  • El llamado sistema de ventanilla única.

  • Los Marketplace.

  • Y la tributación del IVA y sus reglas de localización.

 

 

A todas estas novedades hay que añadir, además, la entrada en vigor del Brexit el 1 de enero de 2021, que también afecta de lleno al comercio por internet, en lo que se refiere a la tributación del IVA.

Como ves son muchos los retos que hay que apuntar en este 2021 entrante, en lo que se refiere a los impuestos de los ecommerce.

A modo de resumen te diré que la Comisión Europea se ha percatado de que el IVA, tal y como está formulado actualmente, no responde a los problemas ni retos de la nueva economía digital.

Lo que busca la Unión Europea es modificar el sistema tradicional de IVA y adaptarlo a la nueva realidad digital.

Para lo cual quiere poner en marcha lo antes posible la nueva Directiva sobre comercio electrónico aprobada en 2017 que antes hacía referencia.

Este plan de acción de la Comisión Europea para el futuro del IVA en el comercio online se basa en cuatro ejes:

  1. Crear un mercado único digital

  2. Reducir el fraude fiscal.

  3. Pasar de un régimen de tributación del IVA en origen a establecer un nuevo régimen de tributación del IVA en destino.

  4. Revisar y actualizar los tipos impositivos de IVA.

De estos cuatro puntos señalados por la Comisión, debes de poner especial interés en el segundo.

Como sabrás si vendes online, el sistema de IVA tradicional está pensado para que los Estados miembros de la UE recauden IVA de las ventas que hacen los proveedores locales establecidos en su territorio.

Con la llegada de internet, las fronteras se han difuminado y cualquier consumidor puede comprar en cualquier lugar del mundo. En este planteamiento, se ha pasado de un mercado local a uno global. Y las normas estaban pensadas para ser aplicadas en mercados locales, no globales.

Ya da igual dónde se establezca el proveedor, lo que se trata ahora es de identificar al consumidor. Por tanto, es más sencillo que se recaude el IVA en destino, donde se produce la adquisición, que seguir haciéndolo en origen.

La globalización del mercado permite realizar compras online a un proveedor chino, que almacena en Alemania y a ti te llega a España desde allí.

Todo esto ha reforzado la posición dominante de las grandes plataformas de comercio electrónico, operadores de poder que canalizan compras de bienes y servicios hacia el consumidor final.

Aunque hay cientos de Marketplace, solo varios que son hegemónicos y que todos conocemos. Y estas plataformas están también en el punto de mira de la UE, a los que ha pedido que deben involucrarse en la gestión y recaudación del IVA como un actor predominante.

Para poder aglutinar estos cambios, se necesita de la cooperación de los Estados y de sus Administraciones, de los Marketplace y grandes players y de la implantación de la tecnología, a través de portales o “ventanillas únicas” como el MOSS (ya implantado en España).

Los astros y las voluntades parece que se están alineando y para junio de 2021 tendremos una “ventanilla única” habilitada para todo el comercio online y es necesario que los actores vayan conociendo esta realidad para que no les pille fuera de juego en unos meses. La Agencia Tributaria española ya está preparada ¿lo estarás tú en junio?

Si tienes interés en saber cómo cumplir con tus obligaciones fiscales, si te dedicas a los negocios online y eres parte de esta nueva economía digital, te recomiendo que sigas mi blog y te apuntes a mi newsletter, para estar informado.

Y si quieres leerte la directiva 2017/2455 te dejo aquí un enlace.