Por qué la dieta no es suficiente

¡Hola a tod@s!

Ahora que está de moda conseguir el cuerpo perfecto, tener un cuerpo diez, y demás historias he decidido hablar sobre ello. Y es que estamos hartos de ver en televisión, revistas, periódicos, redes sociales y demás, anuncios para adelgazar y conseguir la figura que queremos. Perder peso está muy bien, ayudarse de complementos para perder peso también (¿por qué no?), el problema es la gran mentira que muchas veces nos lanzan sin indirectas: “pierde peso con esta dieta y conseguirás un cuerpo perfecto en x días”. No, y voy a explicar por qué.

Perder peso es algo muy bueno y que mucha gente consigue a base de dietas (más o menos estrictas, mejores o peores, en eso no voy a entrar). Manteniendo un adecuado peso corporal, siempre teniendo en cuenta nuestros requerimientos según nuestras características (talla, circuferencia braquial, abdominal, de cadera,…), podemos disminuir la incidencia de diferentes patologías, como puede ser la hipertensión, diabetes o patologías musculoesqueléticas o incluso mejorar la imagen que tenemos de nosotros mismos y nuestra autoestima (algo muy importante también para la salud, tanto física como mental). Sin embargo, el cuerpo perfecto y la disminución de la incidencia y prevalencia de muchas enfermedades se verían acrecentado realizando ejercicio físico. Este es el punto al que quería llegar.

 

dieta y ejercicio

Digamos que alguien puede perder veinte o treinta kilos en x tiempo y mejorar su imagen corporal (y eliminar un factor de riesgo importante) pero no va a conseguir un cuerpo perfecto mientras no realice ejercicio físico. El motivo es simple: un cuerpo perfecto tiene que ser resistente y estar tonificado. No estoy hablando de muscularse, de apuntarse a un gimnasio o de echarle cinco horas al día a esto, sino ejercicio cardiovascular, preferiblemente. Los ejercicios de tipo cardiovascular aumentan nuestra capacidad pulmonar y cardíaca, nos ayudan a perder calorías y ayudan a mejorar nuestra resistencia física. ¿Cuáles pertenecen a este tipo de ejercicios? La natación, la bicicleta, correr, caminar, bailar, realizar senderismo,… En la mayoría de ellos no necesitamos nada más que nuestro cuerpo, por lo que resultan baratos y fáciles de realizar en cualquier lugar sin necesidad de pagar por ello. Los hay que son de mayor o menor nivel, también dependiendo de la frecuencia con la que vayamos a realizalos o la intensidad con la que queramos hacerlo. A más intensidad, mejores resultados, ayudando también a tonificar los músculos.

Simultaneando dieta equilibrada y ejercicio físico conseguiremos eso de lo que tanto nos hablan los anuncios: el cuerpo que queremos.

 

¡Hasta la próxima!

 

Comparte si te gustó
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin