Podemos considerar que las empresas que permiten la obsolescencia técnica de sus empleados están abocadas al fracaso.

Debemos tener en cuenta que las ideas empresariales emergentes pueden ser uno de los más duros competidores, ya que no han agotado su energía a la hora de explicar su producto, y si tenemos en cuenta que disponen de mucho más tiempo para formarse en las técnicas de mejora de producto o sus técnicas de fabricación llegaremos a la conclusión de que están muy por delante de las que ya llevan un tiempo.

Si tienes una empresa que no es eminentemente tecnológica es probable que hayas llegado a la conclusión que no es necesario el “modernizar” el conocimiento de tus empleados o socios… ¿Para qué si no se puede hacer mejor?

Entonces nos encontramos con un chavalote que no ha hecho otra cosa que quemarse las cejas en una facultad o una escuela de formación profesional, sin tener en cuenta que corresponde a una generación mucho más tecnológica que la mayoría de colaboradores.

produccion industrialEste crío nos pasa la mano por la cara, ha descubierto que si la máquina “A” se coloca en tal posición de la cadena mejora su rendimiento, que además se va a producir el producto en ese país en el que el gobierno está favoreciendo el desarrollo industrial y arremetemos, demasiado tarde probablemente, con herramientas de comunicación obsoletas en las que hacemos prevalecer nuestro nacionalismo, arengando a los consumidores para que consuman productos de desarrollo nacional con el que mejoraremos la economía local. Lo que no se dice es que materias primas vienen de importación (para poder mantener lineas de costes bajas).

Ese competidor se pasa por donde le parecen tus apreciaciones, invierte en marketing de atracción y en remarketing en todos los medios disponibles, justo la mitad de tu presupuesto en publicidad, pero dado que sabe donde invertir su capital destinado a marketing tiene unos resultados enormes. Le llaman de los programas de televisión para mostrar su evolución comercial, se presenta en vaqueros y camiseta deportiva y se hace suyo al público objetivo… y tu sigues mandando catálogos obsoletos por correo ordinario.

Si quieres un resultado diferente no uses las mismas técnicas obsoletas.

Ya nadie te teme, nadie piensa que se va a quedar sin tus recambios o productos, simplemente por que ya está tu competidor que se los proporciona. Simplemente por que la corbata de tu organización ya no es colombiana y ya no da miedo.

La política de marketing del miedo desaparece, y consigues justamente el efecto contrario. Tus clientes huyen en desbandada hacia el nuevo competidor y te quedas sin nada… simplemente fabricando un producto obsoleto y que no produce nuevas satisfacciones.

industria obsoletaLlegan los momentos de ponerse las manos en la cabeza, aquel en el que llamas a todas esas personas a las que has despreciado en los últimos años y que te estaban dando ideas para mejorar tu producto o tu comunicación. Claro que ahora a base de aguantar te has quedado sin recursos financieros, tus amigos los bancos ya no te apoyan, ya no amplían las líneas de crédito tan necesarias para poder mantener el nivel productivo y de paso el de tu vida.

Te arrastras entre despachos y convenciones buscando aquella solución milagrosa con la que poder hacer frente a esas tácticas hiper-agresivas que mantiene tu competencia… Ya no sabes qué mas puedes hacer.

Despides personal, aquel personal joven y barato y altamente cualificado tecnológicamente ya que son los más económicos a la hora de liquidar, te quedas con los que llevan décadas en tus filas y que aportan estabilidad… pero no aportan nuevas ideas ni siquiera son capaces de proponer nada nuevo, o nada que te disguste.

Nunca te has propuesto permitir, junto con tu cuadrilla de mandos intermedios, que nadie de “planta” sea capaz de mejorar… vienes aqui a producir no a pensar… ¿te suena esa frase?

Es por eso que mi recomendación siempre será mantener a tus equipos de dirección y productivos lo más avanzados posible en cuanto a tecnologías, que valores los equipos de mejora de las aplicaciones e instalaciones y que aportes recursos para que se vuelvan un poco locos y que puedan hacer que el trabajo sea un poco mejor,. o simplemente más fácil de hacer… o menos cansado.

Si mejoras en ergonomía postural, en eficiencia energética, en mejora de la maquinaria, en la formación de tus equipos de venta o simplemente en los vigilantes nocturnos que no sea necesario que estén pendientes de sombras de rincones. Todo va a hacer que tu personal se sienta motivado, que aprenda de sus errores en lugar de repetirlos una y otra vez y que aporten valores reales de crecimiento e incluso de mejora productiva.

Formación en las empresas no consiste en montar un curso repetitivo de seguridad en carretillas elevadoras o en la conveniencia del uso de equipos de protección personal. Explica el por qué de las cosas, demuestra que son necesarias y sobre todo admite brainstorming para la mejora de las líneas productivas… Tampoco es tan complicado.

Al final lo que no es formación es educación y lo que no es inteligencia industrial.

Tu eliges… CRECES O CIERRAS.