Con las adversidades que azotan el mundo estos días hemos visto temblar la economía de muchos países, por ello, la productividad y la eficiencia en nuestro negocio deben convertirse en nuestro objetivo principal si queremos seguir adelante. El tiempo es la clave. La optimización de los procesos industriales y la seguridad en el entorno de trabajo debe ajustarse a las necesidades de nuestra empresa para poder ofrecer un rendimiento que repercuta positivamente en nuestros beneficios. Entonces ¿cómo conseguir que el tiempo esté de nuestra parte? La solución está en el movimiento: podemos encontrar las mejores ruedas industriales para nuestro entorno industrial en páginas como Tellure Rôta, donde la amplia gama que ofrecen se ajusta a lo que necesitamos.

¿Cómo encontrar la mejor opción? Factores del entorno como la humedad y la temperatura son ingredientes que influirán en nuestra elección. Analizaremos el tipo de suelo para poder dar con la rueda idónea que complemente el traslado de nuestra maquinaria o mobiliario. Un suelo liso pide ruedas industriales rígidas; en cambio, para un pavimento rústico o suelos accidentados, es recomendable utilizar ruedas de un diámetro mayor de 150 mm y siempre con un revestimiento elástico.

Si nuestro negocio requiere de carros para el desplazamiento de materiales, se deben elegir ruedas industriales con las mejores características de deslizamiento, de otra forma el esfuerzo de los operarios podría verse aumentado, empeorando así su tiempo de producción. También el peso que van a soportar nuestros equipos, ya sean carros, contenedores o andamios, debe ser calculado meticulosamente para impedir obstrucciones, caídas o incluso accidentes laborales.

Para oficinas en las que queramos conseguir un entorno silencioso, flexible y también más seguro, existe una gama de ruedas semiesféricas en goma o de materiales como el poliuretano con núcleo de metacrilato, perfectas para todo tipo de sillas, mesas, y estantes. El mobiliario que requiere ser movido con frecuencia debe ser seguro para su manipulación. Existen diversos tipos de frenos que pueden resultar interesantes para inmovilizar el equipo en los periodos de tiempo que sea necesario.

Una deformación de la rueda, la oxidación de las partes metálicas, un vuelco, un deslizamiento incorrecto etc., pueden causar daños e interrupciones de las líneas de producción, rotura y pérdida de productos, paradas en la maquinaria, averías graves e incluso accidentes donde se pone en riesgo el bienestar de los operarios que manejan los equipos. Todos ellos son ladrones de tiempo, evitémoslos eligiendo bien el soporte que facilitará el movimiento en nuestro negocio y nos conducirá a una producción de éxito.

Como ya hemos dicho, el tiempo es un factor clave si queremos destacar dentro de una industria que, a pesar de todas las adversidades a las que se enfrenta, no deja nunca de competir para mejorar su posicionamiento en el mercado, siempre respetando los estándares de calidad y, sobre todo, la seguridad. Por todo ello, es evidente que la elección de un sistema de ruedas adecuado, ajustado a nuestras necesidades, es crucial para que nuestros equipos funcionen correctamente y podamos optimizar los procesos industriales que nos conducirán al éxito.