El equilibrio del retargeting como elemento clave para consolidar una cartera de clientes

El equilibrio del retargeting como elemento clave para consolidar una cartera de clientes

El retargeting es uno de los elementos claves de marketing digital y se diferencia del targetint porque este último se basa en la experiencia que le llevamos al usuario de acuerdo a su perfil, mientras que el retargeting apunta a tratar de concretar la conversión, compra o visita de ese usuario de acuerdo a interacciones ya realizadas en el espacio web de nuestro proyecto.

Podemos decir el targeting trabaja en la consolidación del nicho de seguidores o visitantes, más no suma de manera definitiva clientes, mientras que el retargeting es un esfuerzo que apunta directamente a convertir esa cartera de seguidores y visitantes en una cartera de clientes.

Una de las mayores ventajas que nos brinda el retargeting es en los sitios web de venta directa de un producto. Si usted dirige una tienda web, sabrá que las estadísticas de interacción indican que muchas personas llegan hasta el carrito de compras pero no concretan la intención en una compra. Esto puede deberse a infinidad de elementos, entre otros el diseño web, pero más allá de las causas, el retargeting actúa sobre esa intención, logrando en un porcentaje valioso que el cliente vuelva a la búsqueda del producto y se convierta en un comprador.

¿A qué se refiere el equilibrio en este elemento del marketing?

Puesto que el retargeting implica en redes sociales volver a mostrar la publicidad del sitio a alguien que ha salido sin concretar la compra, es conveniente que variemos los plazos y las distintas redes donde asignamos presupuesto para ello.

Por ejemplo, alguien en Facebook ha entrado a nuestra tienda online, miró varias veces la ficha de un artículo, incluso lo colocó en la cesta de compras, pero al final no lo adquirió. El retargeting seguramente le mostrará nuevamente la publicidad para llevarlo al sitio y esto no es nada desagradable pero, ¿qué ocurre si le vuelve a mostrar la publicidad durante un mes? Exacto, somos una especie de Spam para el cliente que puede terminar incluso quejándose de nuestro negocio web.

Para evitar ello se recomienda contratar este tipo de servicios durante una semana en una red social, otra semana en otro tipo de red social y de ese modo ir variando. Acosar al cliente nunca ha sido una inteligente estrategia de marketing, es algo que conviene recordar siempre.

Consultor informático especialista en comercio electrónico y marketing online.
Desde siempre me ha gustado Internet y sus infinitas posibilidades, he trabajado mucho tiempo como desarrollador web y esto me ha llevado a conocer cómo funcionan los entresijos de la red de redes.

Comparte si te gustó
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin