Internet está ganando la batalla al comercio local y cada vez son menos las personas que salen de casa en busca de gangas por su ciudad, perdiendo la oportunidad de conseguir ofertas iguales o mejores que las de las multinacionales. Los marketplace con sus rebajas y promociones hacen que hoy en día encontrar gangas en la web sea relativamente sencillo. El comercio electrónico crece de manera indiscutible alrededor de los grandes marketplaces y a través de grandes corporaciones que, con enormes presupuestos, concentran el tráfico y las ventas minoristas en Internet. 

Debido a sus muchas facilidades, el e-commerce es una de las alternativas preferidas por los consumidores para hacer compras, habiéndose convertido en un requisito imprescindible para cualquier negocio. Por desgracia, aún son muchos los comercios que no disponen de conocimientos o recursos para poner en marcha su propia página web o los que consiguen hacerla pero no logran llegar a los usuarios en la gran inmensidad que es internet. 

 

Alguno de los mayores problemas del comercio de proximidad tiene que ver con las consecuencias de la liberalización de los periodos de rebajas, el e-commerce, los cambios de hábitos de los consumidores o la competencia desleal. Y la solución para muchos pasa por la digitalización, pero no únicamente por ella. Porque no se trata solo de subirse al comercio online, el mecanismo de venta es sencillo, pero no cuestiones como marketing, visibilidad o sobre todo saber establecer una estrategia coherente de comercio online y que la digitalización llegue también a la gestión de los negocios. 

El desarrollo online de un negocio es un complemento a las ventas de su tienda física, por ello, en este artículo queremos dejaros algunos consejos para que tu comercio local consiga tener visibilidad en internet. La mayoría de las opciones que vamos a aportar son gratuitas o requieren un coste de inversión mínimo con un retorno destacable.

 

Pequeño comercio local en la web

 

 

¿Qué dice la web de tu negocio?

Lo primero que debes hacer para crear tu imagen digital es buscar tu negocio en Google y comprobar qué aparece, dónde y de qué forma. Deberás reclamar aquellas inclusiones que no hayas creado tu y que no controles, por ejemplo, Google Business, Yelp y otros directorios donde es posible que un usuario cree tu localización por ti, por ejemplo FourSquare o Swarm. Comprueba que la información que aparece en esos directorios es correcta y si no es así corrígelo y mantenlo actualizado.

Este primer paso no te supondrá ningún coste y sobre todo tener tu perfil de Google My Business completo y actualizado es algo imprescindible para que los usuarios te encuentren.

 

Portales de ofertas y centros comerciales online

Lo siguiente es comprobar si en tu ciudad o zona de influencia de tu actual comercio convencional, existe un marketplace o centro comercial online. No es excluyente formar parte de una de estas plataformas y tener tu propia tienda online, ya que, como bien sabrás, la unión hace la fuerza y estas plataformas gracias a la integración de comercios de varios sectores agrupan un gran tráfico online y posibilitan mucha fuerza en redes sociales.

Estas herramientas son una solución para agrupar el comercio de barrio en un pequeño mercado de Internet, donde el consumidor pueda realizar sus pedidos en las tiendas de toda la vida, pero con el beneficio de ser la tienda online de barrio.

Hay que ser cuidadoso con estos sitios, ya que aunque suele ser gratuito inscribirse en ellos, suelen cobrar una comisión por cada producto que se venda a través de ellos. No es el caso, por ejemplo, del portal de ofertas de Tablondeanuncios.com, que ofrece un servicio gratuito a cualquier empresa que se quiera registrar en él para ayudar a darle difusión a sus ofertas sin costes ni comisiones.

 

Redes sociales

Tener presencia en la redes sociales puede ser uno de los mayores retos del pequeño comercio. Está muy de moda crear una página de Facebook o Instagram, lo cual es gratuito, pero eso no sirve de nada si no hay detrás una planificación y una estrategia de mercado.  Aquí van una serie de claves para mejorar la presencia en redes: la formación en competencias digitales independientemente del negocio que dirija, pedir consejo o ponerse en manos de profesionales social media, imitar a las grandes marcas y dar un uso único y exclusivo a las redes, es decir, publicar solo contenido relativo a nuestra actividad principal. 

Las redes sociales no son una opción, son una necesidad para llegar a la gente. La potencia que tiene el poder llegar a los móviles de los potenciales clientes de tu alrededor con una inversión muy pequeña de publicidad en redes sociales muy direccionadas, es una herramienta que todo pequeño comercio debería usar. Porque los clientes están cerca, pero no siempre te conocen y por supuesto no conocen las novedades que llegan a tu tienda. Se trata de encontrar al cliente para que luego el cliente te encuentre a ti.

No todas las redes sociales son necesarias, recuerda que gestionar redes sociales toman tiempo, por eso selecciona muy bien la red social que deseas estar.

 

Tienda online y blog

Las páginas web de tiendas online nos ofrecen el mercado de siempre, pero digital, sin que tengamos que estar sujetos a horarios, hacer colas, etc. Ofrecen a los usuarios la posibilidad de pedir desde el trabajo o por la noche y recogerlo al llegar a casa sin problemas, con la calidad y confianza depositada en la tienda de siempre, que además sigue aportando esa cercanía propia del comercio local.

Sin embargo, una tienda online que complemente a un comercio offline, aparte de la inversión de recursos y tiempo que supone ponerla en marcha, es tener una tienda más, es decir, tenemos que tener en cuenta tiempo para atenderla: crear artículos, mantener actualizado el stock, contratar y definir métodos de envíos y compañías de transportes de paquetería, etc.

Una buena estrategia para acercar tu web a los usuarios, aportarle contenido y de paso contribuir al posicionamiento de la misma es crear un blog dentro de la página, donde se subirá contenido relacionado con los productos que se venden. Puede dar pie a colaboraciones con otras páginas y a que el contenido se haga viral haciendo mas conocida tu marca o tu negocio. Además, un blog puede hacerse de forma gratuita sin necesidad de tener que pagar por el dominio web, por lo que puede ponerse en marcha antes incluso que la tienda para crear la imagen de marca e incorporarlo a la tienda online cuando sea posible su creación.

 

Cualquiera de las opciones propuestas en este artículo pueden ayudar a tu negocio a tener más presencia online y evitar que tus clientes se vayan a otro sitio a realizar sus compras, cuantas más lleves a cabo seguramente mejor resultado tendrás. Sin embargo, no es necesario hacerlas todas y mucho menos de golpe, cada empresa debe ser consciente de sus posibilidades y oportunidades y dedicarle a su presencia digital el tiempo y los recursos que les sean posibles, siempre con una perspectiva realista.