Imagen de marca en redes sociales

Desde que las redes sociales se abrieron camino y se convirtieron en el principal reclamo de los usuarios en Internet, todos los negocios encontraron una nueva forma de alcanzar a audiencias a las que antes era inimaginable llegar. Sobre todo, ha permitido a las compañías mostrar una partes de ellas que genera mucho negocio: sus valores de marca.

La imagen de marca es una parte fundamental de cualquier estrategia de marketing digital que se precie, y muy relacionada con esos valores de marca. Gracias a ella, las empresas son capaces de transmitir sus valores a través de una serie de elementos tangibles e intangibles. Ahora, con el desarrollo de las redes sociales, las oportunidades que se presentan para mejorar la imagen de marca de cualquier negocio son infinitas.

Sin embargo, es importante que tengas claro algunos elementos para poder conseguirlo. El desarrollo de una estrategia de este tipo requiere de una serie de conceptos básicos y tener muy presente cuáles son los valores que quieres transmitir a tus potenciales clientes. Sin todo esto, cualquier acción que hagas será en vano. ¿Verdad que no jugarías un partido de fútbol sin haber decidido quién juega en cada posición?

 

La imagen de marca es una parte fundamental de cualquier estrategia de marketing digital que se precie

 

Potencia tu voz

No te digo que vayas a clases de canto, eso ya es una elección de tu gusto. Hablo de que si tienes una marca, debes de ser eficaz en la forma de comunicarte con tu audiencia, y sobre todo ser capaz de llegar a ella. Para esto, una forma de atinar con el lenguaje a utilizar es crear un buyer persona de tu negocio. Con esto crearas un potencial cliente ficticio pero con las características del target de tu negocio. De esa forma podrás descubrir cómo es esa persona a la que quieres alcanzar, con qué uso del lenguaje conseguirás lograr los objetivos que te has marcado y dónde encontrarla.

Y es que no puedes comunicarte de la misma forma con todas las personas, y mucho menos utilizar el mismo canal. Es por eso que debes saber, en primer lugar, dónde se encuentra tu audiencia para poder llegar a ellos. Una vez tengas localizada la plataforma, deberás comprender de qué manera interaccionan entre si para poder utilizar ese mismo código. No hablarás igual a un público que conoce el significado de ‘LOL’ que a uno que piensa que se trata de algún rapero estadounidense, por ejemplo.

Ahora que sabes el canal y el código que debes utilizar para comunicarte, comienza a introducirte en la conversación de tu audiencia. Esto es clave para potenciar tu imagen de marca. Si no eres parte de los debates que se generan en las redes sociales (o incluso ser el propio debate), tu alcance será mínimo, y no conseguirás tu objetivos de transmitir los valores de tu negocio. Sin alcanzar a tu audiencia, la imagen de marca que trabajes será inocua e irrelevante.

 

Si no eres parte de los debates que se generan en las redes sociales tu alcance será mínimo, y no conseguirás tu objetivos

 

Haz visualmente atractiva tu imagen

El diseño que utilices en tus publicaciones en redes sociales importa, y mucho. Gracias a esto conseguirás captar la atención de tu audiencia desde el primer momento, y ya comenzarás a decir algo sobre tu imagen de marca. Y es que lo que publiques es muy representativo del trabajo que realizarás. Un aspecto cuidado denotará compromiso con lo que realizas. Pero no solo eso, te permitirá captar la atención del público y conseguir que queden prendados de ti.

Es muy importante que trabajes aspectos como conseguir un feed de Instagram atractivo para tu audiencia, el cuál te ayudará a mejorar tus resultados en esta red social. En otras redes sociales como Facebook o Twitter, es muy importante que trabajes los copys (textos) que redactes. Además, debes vigilar que cuando compartas publicaciones de tu página web, que la imagen y texto de los formatos enriquecidos (esas tarjetas que se colocan en tu publicación cuando añades un enlace) estén optimizadas y que digan lo que tu deseas. Ten en cuenta que habrá usuarios que quieran compartir tu contenido, y debes hacer que este esté lo más trabajado posible para que resulte atractivo. En otras redes sociales como LinkedIn podrías trabajar elementos como los Slideshares, que tienen un alto alcance y aceptación, y te permiten transmitir tu imagen de marca adecuadamente.

En definitiva, no descuides un aspecto tan fundamental como los diseños y publicaciones que compartes en redes sociales. Si quieres que te escuchen, primero debes resultar atractivo para ellos, y eso se puede hacer visualmente y compartiendo contenido de valor. Y algo muy importante, debes de ser coherente y no ir cambiando de forma reiterada la estética visual de tus redes sociales.

 

Un aspecto cuidado de tus publicaciones denotará compromiso con lo que realizasy captará la atención del público

 

contenido-visual-instagram

Contenido de valor para tu audiencia

Y es que además de tu imagen visual, compartir un contenido que sea de valor para tu audiencia ayudará mucho a tu imagen de marca en las redes sociales. Sin duda estos es una tarea ardua y que no muchos negocios están dispuestos a hacer, pero también es cierto que justamente esos son los negocios que menos opciones tienen de triunfar en redes sociales.

No se trata de ser una máquina de publicaciones que cada 20 minutos puede subir un post a tu Instagram o Facebook. Se trata de que todo aquello que compartas, aporte algo al usuario. Puedes intentar buscar un beneficio económico directo de aquello que compartes, pero no es lo más recomendable para este tipo de publicaciones. Debes buscar el mejor contenido para cada fase del buyer’s journey (proceso de compra). En función de la fase en la que se encuentre, será mejor un tipo de contenido que otro.

Por ejemplo, una persona que trata de responder preguntas sobre una necesidad reciente que le ha surgido (fase de exploración), hay que nutrirla con contenido educativo o especializado. De esa forma la ayudarás a que conozca más sobre su reciente necesidad. Y así habría que ir creando contenido para cada una de esas fases hasta llegar a la última, en la cual ese usuario ya ha decido adquirir un producto concreto. Es ahí cuando ya puedes hacer contenido de carácter comercial.

¿Cómo ayuda esto a tu imagen de marca? Si tu has estado presente durante todo el proceso de compra de ese usuario, cuando llegue al momento de adquirir el producto o servicio concreto, tendrás más posibilidades de ser la opción escogida. Eso se debe a que durante todo ese tiempo has sido su referencia y quien le ha ayudado a resolver todas las preguntas e inquietudes que tenía ¿Acaso no nos fiamos de aquellos que nos han ayudado?

 

Crea contenido para cada una de las fases del proceso de compra, hasta llegar a la última, en la cual ese usuario ya ha decido adquirir un producto

 

Si trabajas estos tres aspectos que he descrito en este artículo, comenzarás a diferenciarte de tu competencia y a mostrar una imagen de marca exitosa. Ese éxito no se mide solo en conseguir más ventas, se mide en el engagement que generamos en los usuarios que han llegado a nosotros y que han conectado con los valores que hemos transmitido con nuestras redes sociales.