HISTORIA

La paja es uno de los materiales de construcción más antiguos conocidos, utilizado en conjunto con el barro en las edificaciones. Podemos encontrar ejemplos en Alemania de más de 500 años de antigüedad y en Inglaterra de 200-20 años que se siguen usando como viviendas.
Sin embargo, las casas de fardos o balas de paja son relativamente nuevas, ya que la embaladora manual fue inventada en los EE.UU. en 1850. La primera casa documentada fue construida en las llanuras de Nebraska en 1896-97. Empezaron siendo casa temporales mientras los colonos esperaban la llegada de materiales para hacer las nuevas casas más resistentes.

Pabellón de Iniciativas Ciudadanas. Expo Zaragoza 2008. (Fuente La Casa de Paja.)

LEGALIDAD DE LAS CASAS DE PAJA

1) COMO AUTO-CONSTRUIR LEGALMENTE:Se presenta un proyecto, realizado en acuerdo a normativa de aplicación y en colaboración estrecha entre técnicos y auto-constructores.

2) APLICACIÓN EN ENTORNO Y A ESCALA URBANA.

3) CALIDAD:El auto-constructor, como no es profesional, tiene que aprender muchas de las tareas y oficios que sea necesario conocer para realizar la casa es normalmente más abierto a experimentar con nuevas técnicas y materiales.

¿Pero que paja es la más adecuada?
No es tanto el tipo de paja como su calidad; el trigo es el tipo de paja que más se usa debido a su extensa producción, mientras que el centeno es el más resistente; pero aun así según investigaciones la paja de arroz tiene la ventaja de ser más resistente al agua y a la putrefacción por su alto contenido en silicatos.

REGLAS BÁSICAS

Un buen sombrero y unas buenas botas: hace referencia a que cualquier tipo de edificación de estas características precisa de un buen sobrecimiento para evitar cualquier contacto con la humedad contenida en la tierra y que pueda subir por capilaridad, lluvia directa o por salpique. Así mismo el sombrero hace referencia a la cubierta cuyo voladizo o alero deberán tener como mínimo 50 cm.
CASAS DE PAJA
Técnicas de gestión de residuos y suelos, deconstrucción, derribamiento, reutilización y reciclaje
Máster Universitario en Tecnologías de Edificación Sostenible
pág. 8
Mantener la paja seca: es de vital importancia este requerimiento. En el momento de su colocación la bala de paja no debe superar 15% de humedad. Cuando se guarden se deben utilizar plásticos nuevos y que sean suficientemente grandes. También es importante dejar un espacio para que respire o ventile. La condensación y la lluvia son los peores enemigos.
Adapta tu diseño a balas de paja: si eliges un diseño de postes y vigas ten en cuenta las dimensiones de la bala para que permitan su correcta colocación. Las balas son moldeables pero es muy difícil que queden perfectas. Si se trata de una construcción pequeña es mejor diseñar los muros en función de un número de balas enteras para no tener que cortarlas.
Utiliza siempre fardos mayores de ¼ de bala: lo ideal es que el muro este formado por un numero entero de balas. La utilización de fardos más pequeños de ¼ tienen el problema de que suelen deformarse al atarse.
Procura que las puertas y ventanas sean tamaños múltiples de bala. Ejemplo: ventana de una bala de ancho y tres de alto.
Utiliza un alero suficientemente grande: recuerda que le tendrás que restar unos centímetros de altura al marco, ya que tus muros se van a comprimir.

Para más información visitar las páginas web:

Casas de paja

Abatimientos e intersecciones

Comparte si te gustó
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin