Calzado de goma, la tendencia que ya está aquí.

Para alguien que como yo, se apasiona con la moda y los viajes, hacer una escapada a Londres cada temporada es, además de un placer, adelantarse al resto en una temporada.

Cuando el verano pasado paseaba por Camden Town me llamó mucho la atención uno de los puestos de calzado ya que, los zapatos que allí vendían, eran como las botas de agua de toda la vida, pero con la forma del calzado de uso diario. Ya no eran las botas de agua de diseño, que de eso ya llevamos unas cuantas temporadas viendo por aquí, sino que habían evolucionado para convertirse en una tendencia nueva de zapatos.

Tanto es así, que incluí la foto que hice a la tienda en el post que escribí sobre mi estancia en Londres y en el popular mercado de Camden, ” Escapada a Camden, el Londres más underground.“.

 

DSC04569

 

Y no falla, ohh sorpresa! , hace unos días, dando una vuelta por la ciudad pude comprobar que las principales tiendas y  centros comerciales estaban llenos de este tipo de zapatos, ideales para la lluvia y ahora también para cualquier ocasión.

Yo no voy a negar que la tendencia me gusta, me parecen una buena opción para los looks más casual, son diferentes, algo transgresores y el hecho de que algunos modelos tengan incluso algo de tacón, garantiza un cierto estilo a la hora de lucirlas en personas que, como por ejemplo yo, no somos muy altas.

 

IMG_5336

 

Las podemos encontrar en modelos lisos, de todos los colores posibles,  pero también las hay en estampados de máxima tendencia como el animal print o el estampado floral.

 

IMG_5337

 

 

El apartado comodidad y adaptación al pie me ofrece algunas dudas la verdad, al igual que su aislamiento al frío, no recuerdo que las botas de agua fuesen especialmente calentitas. Al ser de goma me pegunto si es un tipo de calzado que resista jornadas maratonianas de la mañana a la noche o es más bien un zapato para un rato. Además, no nos engañemos, por el hecho de que estén fabricadas con este material que parecería menor, no son una opción barata, todas andan desde los 65€ en adelante.

Así y todo yo las he incluido en mi “wish list” para estas Navidades, porqué como ya os he comentado, estéticamente me gustan mucho, así que lo mejor para poder opinar sobre si han llegado para quedarse o son solo una fiebre pasajera,  será probarlas en mis propios pies.

¿A vosotros qué os parecen? ¿Os gustan? ¿ Os las pondríais?

 

 

 

Comparte si te gustó
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Whatsapp
Whatsapp
Share on LinkedIn
Linkedin